VERDAD DE ESTADO Y DISCURSOS DE LA CONTRAINSURGENCIA*

Hoy se puede señalar con mayor grado de certeza que a raíz de los sucesos de Madera en 1965 comenzó un nuevo ciclo de violencia política y de Estado en México.

 

Aunque aún no es un consenso académico, hoy se puede señalar con mayor grado de certeza que a raíz de los sucesos de Madera en 1965 comenzó un nuevo ciclo de violencia política y de Estado en México, con dos características principales: por un lado, la emergencia de un nuevo tipo de disidencia política, cualitativamente distinta a la que se había expresado durante las dos décadas anteriores; y por otro, modificaciones sustanciales en las estructuras y estrategias de seguridad nacional.

Después de una década de enfrentamientos con el régimen autoritario, diversos grupos tanto de sectores populares como de la clase media consideraron que ya no había posibilidades de modificar partes del sistema sin transformarlo totalmente: no le otorgaron más el beneficio de la duda al gobierno de la Revolución, ni sus exigencias se enfocaron en el cumplimiento del programa revolucionario. El objetivo fue una nueva revolución, de carácter nacional y socialista. Esta nueva disidencia, que se manifestó por primera vez en las sierras de Chihuahua y Guerrero a mediados de la década de 1960, alcanzó su expresión “más acabada” en los movimientos armados y lo movimientos

Aquí para leer el artículo en formato pdf.

 

VerdadEStado_DiscurosContrainsurgencia

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *